La intención eficaz (II)


Siente, con todas tus fuerzas.

En la anterior publicación de mi blog, os hablaba acerca de nuestra facultad de pensar y de cómo el pensamiento crea la realidad que nos rodea. Todo pensamiento responde a una intención y os empecé a desgranar cómo hacer que nuestra intención sea eficaz, es decir, que no se diluya. Os contaba como hay que expresar nuestra intención con afirmaciones claras y concretas. Eso confiere mucho poder a nuestro pensamiento el cual es la antesala de la realidad que queremos crear.

Hoy veremos cómo hay que sentir nuestra intención. Cómo hacer que nuestro sincero deseo se haga realidad en nuestra mente, pero para ello no es suficiente con pensarlo, hay que sentirlo.

Visualizaciones

Imagino que habrás oído hablar de la Visualización. La palabra, no obstante, no me gusta del todo pues parece que se limita a eso, a ver, a mirar, pero en el sentido que te quiero expresar, visualizar algo es sentirlo, es como si lo estuvieras haciendo, pero dentro de tu mente.

Visualizar una tarea es casi tan importante como ejecutarla. Para muchos deportistas y artistas, imaginar que cumplen un reto es el primer paso para cumplirlo realmente.

George Hall, militar de la USAF (fuerza aérea de Estados Unidos) en tiempos de la guerra de Vietnam, cayó prisionero del Vietcong. Recluído en una celda pequeña y con apenas luz durante casi siete años, el único entretenimiento que le quedaba a Hall era imaginar que se encontraba en un campo de golf, golpeando la pelota, sorteando las trampas de arenas, imaginando su propio “swing”, percibiendo la calidad del aire y la manera en que la bola caería finalmente en el agujero. Cuando fue liberado, una de las primeras cosas que quiso hacer fue ir a un campo de golf a jugar “de verdad”. Recibió entonces una invitación para el torneo Abierto de Nueva Órleans, en donde tuvo una participación destacada, como si esos siete años en prisión nunca hubieran transcurrido.

Pixabay. Autor: Tumisu

Hall no solamente visualizó, sino que “sintió” como jugaba al golf en su mente. Con todo detalle, viendo, percibiendo, sintiendo.

Pon tu mente a trabajar. Siente. Lo puedes ver. Lo puedes hacer. Tus metas son perfectamente alcanzables y sentirlas es una manera de poder hacerlas realidad.

Visita la web o descárgate la guía “Cómo emprender tras la frontera 45” y comprueba cómo se puede lograr lo que estás buscando.

Hasta la semana que viene.

Opt In Image
¡¡Unete L&NM ahora!!

· Cuando creas que has tocado techo

· Si no sabes por dónde seguir

· Si crees que los resultados son mejorables pero no das con la tecla

· Si te has estancado y  lo modificas todo contínuamente...

¡SUSCRIBETE!

Y encuentra una solución rápida, viable y efectiva para tus objetivos.

PORQUE COMPARTIR ES AMPLIAR CONOCIMIENTO

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.