Todo es perfecto. No lo pienses más…!


Hagas lo que hagas, será perfecto

En realidad, todo es perfecto. Pero nunca se está seguro de estar haciendo bien las cosas. Nos guiamos por lo que nos han dicho, por cosas que hemos leído, pero pocas veces utilizamos nuestro propio juicio o nuestra intuición. Nos pasamos la vida emitiendo juicios y recibiendo el juicio de otros. De aquí nace la culpa y, por tanto, el miedo. Miedo a hacerlo mal. Y esta es una de los hechos más palmarios que he comprobado. El miedo a hacerlo mal ayuda enormemente a que al final, salga «mal». Porque realmente, si temes algo, lo atraes a tu pensamiento consciente; al pensarlo, lo terminas sintiendo y lo que sientes, terminas haciendo. La realidad la configuramos nosotros, la creamos nosotros.

Todo es perfecto

Serenidad

Por eso es mejor enfocarnos en nuestro objetivo y realizar el trabajo bajo nuestras propias referencias y criterio. No pensar en que va a salir mal, porque además…  sabemos realmente que es lo que está mal? Lo que para mí es bueno puede no serlo para otro amigo mío y lo que es bueno para tí puede no parecérmelo a mí.

Por tanto, olvídate de si lo harás bien o lo harás mal. Porque hagas lo que hagas, todo es perfecto.

 «La razón teme la derrota. La intuición disfruta de la vida.»

Lo que NO hay que hacer

Es muy común preguntarse: «pero como se hará esto?» .  Yo, cuando no sé cómo hacer algo, pienso cómo no lo haría nunca. Así, me obligo a utilizar el sentido común para que me saque del atasco.

Aquí te dejo una breve lista con 10 cosas que NUNCA deberías hacer:

1.       NO TE AISLES. Muestra tu idea al mundo. Lo mejor sería que alguien estuviera interesado en ella. one_man

2.       NO VENDAS HUMO. Habrá oportunidad de asociarte con alguien: partners tecnológicos, un socio que aporte know-how, un “bussiness angel»… Cuéntales la verdad. Con pasión y con datos.

dollar_sign

Beneficios

3.       NO TE OBSESIONES CON LOS BENEFICIOS. Tratar de hacer dinero pronto es un error y una fuente de frustración.

4.       NO TE QUEDES EN EL PLAN DE NEGOCIO. “Del análisis a la parálisis”. No te pases excesivo tiempo refinando tus planes. ¡¡Empieza!!

Woman-by-table-and-laptop

Aceptación

5.       NO HUYAS DE TI MISMA/O. Si tu idea va a cambiar el mundo, mantente fiel a ella. Tu visión ha de permanecer incólume.

6.       NO TE OLVIDES DE LA COMPETENCIA. Ten un ojo en lo tuyo y otro en la competencia.

Relaciones

7.       NO ESPERES A LOS CLIENTES. ¡A por ellos ya! Serán tus mejores guías, tus mejores críticos. Y encima se jactarán de ser los primeros. Tus “early evangelists”.

8.       NO TE QUEDES EN LA OFICINA. Sal, visita clientes, competidores, partners… Contrasta opiniones, asesórate… Y ten las reuniones con tu gente en el parque o dando un paseo.

9.       NO TOMES DECISIONES COMPLEJAS EN SOLITARIO.  Habla con otros emprendedores, con tus potenciales clientes, con gente que te conozca. Hazles saber que confías en ellos.

Mother-with-baby

Si lo haces por ellos no te olvides de ellos

10.   NO TE OLVIDES DE LA FAMILIA. Aquí vas a embarcar también a tu gente. No es un trabajo de 8 a 5.

La respuesta la tienes tú

En resumen, estoy seguro que tú mismo conoces otros 20 ó 30 consejos más y probablemente no te haya dicho nada nuevo, pero recuerda:

  • Emplea el sentido común y confía en tu intuición.

  • Aleja de ti el miedo al error.

  • Y, recuerda… todo es perfecto! 

No dudes en hacer click en el enlace de abajo si quieres ampliar detalles o consultarme cualquier cosa.

O deja tus comentarios en el blog. Son del máximo interés para mí y para la gente que nos visita.

Si te es urgente, haz click aquí para recibir ayuda pronto.