LEAN STARTUP Crear. Medir. Aprender.



Filosofía Lean Startup.

El Método Lean Startup no tiene una definición concreta. He escuchado a varios autores y seguidores del método dar cada uno su propia definición. Yo no voy ahora a poner aquí una definición para subrayar y entrecomillar, puesto que no se trata de retener un par de frases. Se trata de aprender la filosofía del método practicándolo. Y la práctica se puede resumir en estas tres palabras. Crear. Medir. Aprender.

Para hacerte una idea, piensa en lo siguiente:

              ·Ningún negocio actual ha permanecido idéntico a como fue creado. (Nokia era una empresa maderera a principios del siglo XX)

              ·No basta con que el producto sea atractivo. Tiene que haber alguien que esté dispuesto a pagar por ello.

              ·Los clientes no saben lo que quieren. Por eso es muy poco operativo andar preguntando por ahí lo que les gusta o deja de gustar.  

Por eso, el método se basa en la innovación constante, en la experiencia con el cliente y en el aprendizaje que seamos capaces de obtener.

LEAN STARTUP  El ciclo de Crear. Medir. Aprender.

FasesLean

1. Crear

photo credit: El Hacedor via photopin (license)

photo credit: El Hacedor via photopin (license)

Esta es la fase en la que, en comunión con todas nuestras asunciones, expectativas, ideas y proyecciones atribuídas a nuestra idea de negocio, decidimos que ha llegado la hora de ponerlo a trabajar.

Pero la manera inequívoca de que nuestro proyecto funcione es comprobando cuánto hay de verdad en nuestras asunciones e ilusiones, es decir, experimentando.

2. Medir

Una vez hemos presentado nuestro producto al público objetivo, obtenemos respuesta acerca de cómo va nuestra idea. Los resultados nos darán la pauta acerca de qué hacer o de qué no hacer para seguir.

Por eso se hace imprescindible en esta fase realizarnos las preguntas correctas, Las primeras conclusiones nos han de llevar a tomar decisiones siempre basadas en la experiencia adquirida.

3. Aprender

En esta fase se aplica nuestra capacidad de comprender lo que ha sucedido y resulta decisiva para la continuación del proyecto, pues no se trata simplemente de dar una vuelta a la tuerca más, ya que puede tratarse de no dar tal vuelta, puede tratarse de cambiar de herramienta, cambiar la tuerca… etc.

A menudo la terquedad y perseverar en lo mismo supone la crónica de la muerte anunciada de un proyecto. Más dinero, versiones “mejoradas” del mismo producto, mismo enfoque de marketing, misma campaña…

En esta fase se puede dar ese giro de timón, ese cambio radical de enfoque, el rediseño del packaging, romper con los planos y hacerlos todos nuevos…

Esta fase es la que nos lleva a renovar el ciclo y permanecer en la búsqueda del éxito.

Y con la experiencia adquirida y las decisiones tomadas, volvemos al punto uno y creamos la siguiente iteración de nuestro ciclo.

Reconoces a tu proyecto o Startup en alguna de las fases de este ciclo? Qué piensas acerca del método Lean Startup; Crear, Medir, Aprender? Crees que estás atascado en alguna fase? Conoces realmente lo que implica cada una?

Haz tu pregunta. O haz partícipe a la comunidad de tus experiencias. Tus comentarios son de gran ayuda a otros emprendedores como tú!!