COMO. La práctica es la clave.



Sí. Tengo una idea. ¿Y cómo sé que funcionará…?

Solamente hay un medio contrastar lo que sabes. Solamente hay un medio para probar tus teorías. Nada de lo que pienses será realidad hasta que lo experimentes. Prueba, prueba, prueba. Ensaya, equivócate y vuelve a probar porque la práctica es la clave.

como_lo_hago

«El talento es importante, pero son las horas de práctica lo que hace la diferencia»

No hay más secreto que ése.

Si quieres llegar a algo, empieza a andar. No te engañes, el «COMO» solamente se logra mediante el aprendizaje. Prueba, comprueba y vuelve a comprobar. Siempre sale algo, siempre obtendrás una respuesta.

Sí, vas a cometer errores. Es casi inevitable, pero todos los errores que cometas van a ser tu mayor tesoro. Van a ser tu fuente de inspiración y el baluarte desde donde vas a defender tu posición día tras día.

El elemento esencial que todo emprendedor ha de incluir en su receta para el éxito no es tanto la perseverancia (mucho menos la obstinación) como el aprendizaje. El aprendizaje es lo más valioso que un emprendedor puede atesorar. Te hace crecer,  te enseña el camino, templa tu ánimo y  te corrige.

La obsesión por el éxito

Pero todo trabajo que se desarrolla bajo una presión excesiva no suele conseguir metas productivas, resultados operativos. No te obsesiones por triunfar pues caerás pronto en el desánimo y tus metas parecerán cada vez más lejanas. Aleja de tí los objetivos y las expectativas de los demás.

Ten en cuenta lo siguiente:

Tu éxito

Define tu propio concepto del éxito

descanso_exito

Toma un respiro de vez en cuando

todo_es_perfecto

Todo es perfecto

recursos

Emplea todo aquello que te sirva

Resumiendo, lo que te vengo a decir es que disfrutes con lo que haces. Ten tu propio criterio a la hora de fijar metas. Consulta con los demás cuando sea necesario, pero busca siempre datos concretos y experiencias específicas en la cuestión que plantees. Las opiniones de los otros son muy respetables pero siempre hablan desde su particular visión. Yo siempre te hablaré con datos y con resultados medibles y siempre serás tú quien tome la decisión.

«Haz lo que te gusta y no tendrás que trabajar ningún día en tu vida» (Confucio)

La práctica es la clave

No lo olvides. Irás puliendo y mejorando tu idea poco a poco. Sigue ensayando, escucha las críticas (ohh, es la fuente de información más rica y más de agradecer), acepta los errores y aprende. Es que de eso se trata. Hace tiempo que lo tengo claro.

Y tú,  ¿ya tienes tu idea en marcha?

¿No sabes cómo empezar, cómo darle forma? ¿Estás atascado?

Hablemos, pues!!