Aleja el desaliento de tu Startup


Afronta el reto.

Cualquier comienzo es difícil. La idea parece buena pero, ¿cómo se lo cuento a la gente? ¿Cuál será la mejor manera de decirle al mundo (mercado) que existo? ¿Es mi producto lo que los clientes quieren comprar? Si esto te produce confusión y desánimo, la receta está clara. ¡Combate el desánimo!. Aleja el desaliento de tu Startup. Afronta la situación, pero no te resistas a ella. Combate el desánimo, adáptate y cede cuando haya que ceder para luego proseguir fortalecido.

«No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que se adapta mejor al cambio». Charles Darwin.

Todas esas cuestiones y muchas otras serán el día a día de la Startup. A veces, 20 horas diarias de trabajo acaban resultando infructuosas. Es duro, pero… acéptalo. Pronto volverás a estar inspirado y rendirás otra vez al 120%.

Combate el desánimo

Preocupación.

Uno de los principales enemigos del emprendedor es el desánimo. La lucha contra uno mismo, contra las dudas, las inseguridades… incertidumbre extrema como ya hemos comentado. Momentos inacabables de soledad y verte, en ocasiones, rodeado de gente que ni le interesa ni comprende tu labor.

Combate el desánimo

Desánimo

La recomendación que te doy si alguna vez tienes que enfrentar una situación semejante es que te ancles en el presente. Esto quizá te suene un poco raro, pero a mí me ha valido cuando la proximidad de algún acontecimiento o evento importante no me dejaba pensar dando paso a la preocupación. En un libro de Dale Carnegie que leí hace tiempo, este autor norteamericano recomendaba hacer compartimentos estancos en nuestra mente. Es decir, que las asuntos de mañana o de dentro de unos días no puedan penetrar en el compartimento del ahora, de nuestro hoy, pues aquellos se resolverán en su momento y el ahora es lo que ha de ocuparnos para trabajar.

A lo largo de mi vida he conocido muchos otros emprendedores. He sabido de sus éxitos y sus fracasos, pero de todos he tratado de aprender. Me quedo con varias cosas que, es verdad, solamente he descubierto con el paso de los años y el trabajo, pero por eso te las puedo ofrecer ahora:

Aleja el desaliento de tu Startup

Combate el desánimo

Comparte!

·Cuenta con tus amigos, compañeros o socios. Háblales de tu proyecto, haz equipo con tu gente y confía. El tópico de la sinergia, eso de que 2+2=5 es verdad. Por muy tópico que sea, tenlo presente siempre. 

·Dirigir un proyecto implica muchas horas de trabajo, agendas apretadísimas y reveses inesperados. Acéptalo todo como una parte del juego.  

Combate el desánimo

Aceptar no es resignarse

·Sé escéptico con tus propias conclusiones pesimistas. Dota de realismo tus previsiones y no des nada por sentado. 

·Refresca tu mente, sal, date un paseo o lárgate el fin de semana lejos. No conviertas tu proyecto en un centro de dolor.

 

Combate el desánimo

Disfruta de tu trabajo

Aleja el desaliento de tu Startup pero no te obsesiones al hacerlo o cómo hacerlo. Date tiempo. Si una jornada no ha sido buena, todo mejorará en la siguiente.

Y, sobre todo, disfruta con lo que haces.

¡No esperes más para empezar!

¿Vamos juntos?

Venga, te espero.

Haz click aquí para ponerme en contacto contigo.